Según un reciente reporte de Sony Ericsson, empresarios en América Latina aún no tienen a las redes de quinta generación (5G) dentro de sus prioridades de negocio. El estudio, llamado ‘5G para los negocios: una brújula del mercado a 2030’, se basa en las encuestas a más de 1.100 líderes del sector de tecnologías de la información en la región.

Según el informe, de momento, las empresas no están esperando a los proveedores ni el servicio como tal, con lo que, para ampliar su margen de acción, las operadoras deben optar por identificar soluciones específicas y áreas potenciales de impacto.

(También puede leer: 5G, las vías de la nueva década )

El 5G, que se espera empiece a desplegarse comercialmente más allá de Corea del Sur y EE. UU. en el mundo, promete mayor velocidad en las comunicaciones, de entre 10 y 100 veces más que la que soporta el 4G. Al reducir la latencia, la respuesta entre cosas conectadas es mucho más eficiente y útil en campos como la telemedicina o la conducción autónoma.

Según Ericsson –una de las firmas que están trabajando en el desarrollo de esta infraestructura–, además de velocidad, el 5G podría aumentar la confiabilidad, privacidad y seguridad de la información con una repartición del tráfico más eficiente.

Según Elie Hanna, presidente de Ericsson para el Norte de Latinoamérica y el Caribe, hay que trabajar más en guiar a la industria. “Para hacer crecer el negocio 5G debemos comenzar identificando las mejores oportunidades que ofrece esta tecnología para las compañías”.

Entre tanto, hoy vence el plazo que estableció el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (Mintic) para expresar interés en las pruebas y generación de casos de uso de 5G en Colombia. El plan del Mintic es que durante el primer semestre se entregue espectro para pruebas dedicadas a usos potenciales en el país.

REDACCIÓN TECNÓSFERA
@TecnósferaET

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *