El Tribunal de Garantías Penales del Azuay sentenció a David Felipe R. a seis años de prisión por el abuso sexual cometido contra una niña en un lugar público de Cuenca. La condena fue emitida el pasado 8 de enero del 2020.

En la audiencia, la fiscal Valerie Rojas demostró, mediante pruebas testimoniales, documentales y periciales, que la noche del 17 de marzo del 2019, la niña salió a comprar a una tienda, situada en el sector Monay de Cuenca. David Felipe se encontraba en el ingreso a este inmueble y se colocó detrás de ella, se masturbó y derramó fluidos corporales (semen) sobre su espalda y cabeza, informó la Fiscalía en un comunicado.

La niña se asustó mucho y corrió a su casa, les contó lo sucedido a sus familiares, quienes se percataron que se trataba de semen. Inmediatamente conversaron con la propietaria de la tienda, quien les permitió revisar el video de la cámara de vigilancia, en el cual se observa el hecho y se identificó al agresor.

Vecinos y familiares de la niña se reunieron para buscarlo, lo encontraron a unos 300 metros del lugar de los hechos. El hombre fue entregado a miembros de la Policía.

La responsabilidad del sentenciado fue demostrada con los testimonios de un agente de Criminalística que efectuó dos pericias de audio y video. La primera fue realizada a las imágenes de la cámara de vigilancia de la tienda, mientras que la otra se realizó a un video que el sentenciado grabó con su celular, mientras cometía el delito sexual.

También fue presentado el testimonio de una perito en genética forense, quien expuso que en la camiseta de la niña se encontró perfil genético de David Felipe R.

Además, Fiscalía expuso la pericia psicológica practicada a la niña, que demuestra que tiene estrés postraumático por abuso sexual, así como la pericia de entorno social, el informe de reconocimiento del lugar de los hechos y de evidencias, el testimonio anticipado de la niña, de sus familiares y de agentes de policía.

A más de la privación de libertad de seis años, el sentenciado  deberá cancelar USD 3 000 como reparación integral. El Tribunal que juzgó el caso también ordenó que la niña reciba tratamiento psicológico por parte de los profesionales de Fiscalía.

El artículo 170, inciso dos, del Código Orgánico Integral Penal (COIP) sanciona el abuso sexual con privación de libertad de cinco a siete años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *