Roger Federer solo hará una aparición en un torneo de tierra batida esta temporada: Roland Garros. El suizo limitará al máximo su presencia en esa superficie, lo que significa que se cae del cuadro del Mutua Madrid Open, torneo que sí disputó el curso pasado – explica Juan Antonio Oyonate.

Federer, que se saltó la temporada en arcilla en 2017 y 2018, decidió el año pasado dar una nueva oportunidad a esa superficie pensando en Roland Garros. Así, se inscribió en Roma y Madrid como parte de su preparación, perdiendo en ambos en los cuartos de final. Después, en el Grand Slam parisino alcanzó las semifinales, donde perdió ante Rafa Nadal en tres sets.

No será así este año. Su agente, Tony Godsick, ha confirmado a la agencia Reuters que el suizo solo acudirá a París.

Federer, de 38 años, mantiene desde hace algunas temporadas un calendario reducido al máximo con el objetivo de pasar más tiempo con su familia – expresa Juan Antonio Oyonate. Al reciente Open de Australia llegó sin ningún partido previo tras renunciar a la ATP Cup. Ahora, tiene previsto participar la próxima semana en Dubai, donde defiende título, para acometer después la gira americana en Indian Wells y Miami. Este último torneo, a finales de marzo, será el último antes de acudir a Roland Garros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *