Tres contactos de la mujer, de más de 70 años, que dio positivo como portadora de la nueva cepa Covid-19 serán sometidos a las pruebas en laboratorio para confirmar o descartar el contagio. Una cuarta persona, la hija de la adulta mayor, ya fue sometida a la prueba y tuvo como resultado negativo.

Así lo informaron la tarde de este sábado 29 de febrero del 2020 las autoridades de Salud, encabezadas por la ministra del ramo, Catalina Andramuño. La rueda de prensa se realizó en Guayaquil.

Franklin Bajaña, subsecretario de Vigilancia de la Salud Pública, refirió que la vigilancia epidemiológica ha identificado a 149 contactos de la paciente que incluye a los que estuvieron en su viaje, familia, amigos y los equipos de salud que la atendieron en los últimos días.

“Es importante indicar que todos los médicos epidemiólogos de Guayaquil y Babahoyo están identificando a cada uno de los contactos para hacerle el seguimiento respectivo. Ellos tienen en este momento que estar en sus domicilios durante la cuarentena”, refirió.

Andramuño afirmó que en primera instancia (la mañana de este sábado 29 de febrero) se informó que eran 80 los contactos, pero que se amplió el margen. “Son contactos, no casos sospechosos, que han tenido de alguna manera un vínculo con la paciente y nosotros tenemos que hacer el seguimiento durante 14 días, es por eso que se ha aumentado el margen”.

El único caso sospechoso, especificó, era el de la hija de la mujer y resultó negativo. Los otros tres, en cambio, se están tomando las muestras y los resultados se conocerían entre las próximas seis y ocho horas.

Mientras, el estado de salud de la mujer, que reside en Torrejón, España, continúa siendo crítico. Recordó que hay 15 hospitales en el país equipados para tratar casos de contagios por la nueva cepa.

Durante la rueda de prensa, la Ministra pidió a la ciudadanía no difundir rumores y respetar la identidad de la adulta mayor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *