Dos nuevas muertes elevaron el miércoles 25 de marzo del 2020 a ocho el número de víctimas fatales por coronavirus en Argentina y el Gobierno decidió endurecer los controles del cumplimiento de la cuarentena obligatoria para evitar la propagación de la pandemia, ante el colapso de tránsito que se registró en la mañana en los principales accesos a Buenos Aires.

Una mujer de 81 años falleció en un sanatorio privado de la capital argentina y este martes se había confirmado que se había contagiado coronavirus por contacto estrecho con un hombre de 82 años, quien se encuentra hospitalizado tras dar positivo luego de un viaje a Estados Unidos, informaron autoridades sanitarias del Gobierno de la ciudad de Buenos Aires.

Otra mujer, de 73 años, murió en la ciudad de Resistencia, capital de la norteña provincia de Chaco, donde hasta el momento se produjeron tres decesos por covid-19.

La mujer se encontraba internada en una clínica desde el 19 de marzo, cuando se le diagnosticó coronavirus tras haber estado en contacto con otro caso confirmado anteriormente, y padecía otras enfermedades como diabetes, hipertensión y obesidad, indicó el Ministerio de Salud Pública del Chaco.

Hasta la noche del martes, Argentina registraba 387 casos de coronavirus, de los cuales 63 ya recibieron el alta médica.

Advertencias del Gobierno por embotellamientos pese a cuarentena

Miles de vehículos hicieron colapsar el miércoles los controles en los accesos a la ciudad de Buenos Aires en el primer día hábil en Argentina desde que se aplicó aislamiento social preventivo obligatorio, tras los festivos celebrados el lunes y martes, lo que llevó al Gobierno a anunciar un endurecimiento de los controles.

El Presidente de Argentina calificó de “inconscientes” a las personas que causaron embotellamientos en Buenos Aires, cuando en el país rige la cuarentena obligatoria. Foto: AFP

Los principales accesos permitidos, como la autopista Panamericana que ingresa desde el norte y el Puente Pueyrredón, desde el sur, registraron varios kilómetros de embotellamientos y horas de demora, pese a que solo pueden salir a las calles los que trabajan en servicios esenciales o tienen un permiso que se tramita online para circular.

Ante la situación, el presidente, Alberto Fernández, expresó su enojo por la situación y advirtió que “lo que no entra por la razón, entra por la fuerza”.
“Es posible que entre esas personas haya gente que no esté autorizada para salir. A ellos les aviso que, donde los encontremos, los detenemos y les vamos a sacar los autos. Son inconscientes”, aseveró el mandatario en declaraciones al canal noticioso A24.

El vicejefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Diego Santilli, también alertó sobre el presunto incumplimiento de la cuarentena total obligatoria: “Veo demasiados autos, es como que hubiéramos perdido la conciencia de que tenemos que cuidarnos y quedarnos en casa. Esto no va en línea con lo que necesitamos”.

Quienes violen la cuarentena tendrán “consecuencias penales”, anticipó el fiscal general de la ciudad de Buenos Aires, Juan Mahiques.

Más de 2 200 detenidos por incumplir la cuarentena

La ministra de Seguridad nacional, Sabina Frederic, informó que 2 226 personas fueron detenidas por las fuerzas federales y otras 41 446 fueron notificadas por incumplir el aislamiento social preventivo obligatorio, al tiempo que se retuvo a 600 de los 106 300 vehículos controlados en estos días.

“Es responsabilidad de todos y de cada uno evitar que el virus se propague y conseguir que el sistema de salud atienda de aquí en más a quienes lo necesiten. Los controles no solo van a permanecer sino que vamos a introducir nuevos mecanismos para que su eficacia sea aún mayor”, afirmó la Ministra en conferencia de prensa en Buenos Aires. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *