La llegada de la covid-19 tiene a la gente desorientada, con miedo y mucha incertidumbre, y estos sentimientos no son ajenos a los anunciantes, que han frenado sus inversiones eliminado campañas y virado estrategias.

Es muy fácil ver todo oscuro y pensar que lo mejor es detenerse, pero creo que las marcas que desaprovechen esta oportunidad cometen un grave error.

Los últimos años han estado marcados por marcas sin roles significativos, los descuentos de ventas, las promociones, y los objetivos de corto plazo han hecho que las marcas pierdan valor, llevando a los productos y servicios que durante años fueron líderes de categorías o marcas a perder su lugar.

No podemos olvidar que las marcas deben tener un propósito; de lo contrario, tienden a morir. Este es el momento de sembrar; tal vez para muchas no sea vender, pero quien logre hacer una buena siembra en periodo de oscuridad cosechará y recogerá, sin duda alguna. Las marcas tienen una responsabilidad tácita al lucrarse de las comunidades en las que conviven, y si en este periodo logramos acompañar y de alguna forma entrar a las casas de los colombianos, muy seguramente podremos quedarnos todo el año.

(Le puede interesar: ¿Qué tan preocupados están los colombianos con el coronavirus?)

Las puertas de los hogares están abiertas para las marcas, y cualquier actividad que integre, entretenga y/o saque de la crisis, sin duda será muy bien recibida; y al tener dos de los medios más relevantes (TV+Digital) disponibles 7 x 24 en casa, se puede lograr un alcance con un alto nivel de engagement.

Las marcas pueden aprovechar este periodo para enseñar cosas que en otro momento el consumidor no estaría dispuesto a aprender: temas como educación financiera, actividades con niños, adopción digital, educación a distancia, cursos de emprendimiento y hábitos saludables son muchos de los temas para tocar.

Así mismo, se pueden impulsar actividades grupales a través de acciones simples de carácter ciudadano, como RAK (Random Acts of Kindness) en zonas, barrios y hasta ciudades o países; actos que se puedan viralizar rápido y lleven a su marca a adquirir un rol significativo. Haga que su marca sea el ente integrador, el dispersor de la tensión, el animador para no perder la esperanza.

También puede mover las ventas digitales explorando nuevos canales de comunicación y venta con sus consumidores de una manera más masiva, pero también mas íntima. Acérquese desde el lado humano de su marca y entregue soluciones a los problemas que la sociedad está enfrentando hoy; el ayer ya no importa, todos estamos llamados a evolucionar.

(Lea también: Día a día: ¿Cuántos casos de Coronavirus hay en Bogotá?)

Es un periodo para que las marcas se vuelvan heroínas y los productos, armas para enfrentar el aislamiento, el miedo, la angustia y la falta de fe. Aprovechen hoy más que nunca para salvar vidas del aburrimiento, contar historias, invitar a un juego o construir una comunidad virtual. La crisis es la mejor época para reinventarnos, para cambiar la dinámica, para mover la balanza. No se quede callado, hacerlo le puede costar la vida a su marca, mientras que si ahora se entrega a los consumidores, ellos lo compensarán. Recuerde, hay mucho por hacer: rete a sus directores de marketing a sus agencias creativas, digitales y de medios; rétense ustedes, no se rindan, ahora es cuando más necesitamos de las marcas.

GEOVANNA NASSAR
Head of Trading Planning and Buying Trading – GRUPOM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *