El nadador paralímpico español Ariel Schrenck tuvo un gran susto mientras entrenaba en la playa de Sant Pol, ubicada en la localidad de Sant Feliu de Guíxols, en Girona, España.

El pasado 17 de mayo, mientras nadaba en el mar, se dio cuenta de que dos tiburones lo acechaban a pocos metros de distancia. Sus padres, quienes lo acompañaban y lo grababan durante el entrenamiento, veían desde la orilla lo que estaba sucediendo.

(Lea también: ‘Surfista muere por ataque de tiburón en playa cerrada por coronavirus’).

Fue su madre, Carolina Martínez, quien lo alertó sobre la situación a punta de gritos y silbidos. A pesar de que el joven se encontraba bastante lejos de la orilla, logró escucharla.

“Paré a recuperar el aire y veo que mi madre me está gritando como una loca”, explicó Schrenck en el programa ‘Jugones’, de la cadena ‘La Sexta’.

Cuando Martínez se percató de que su hijo estaba nadando entre tiburones y corría peligro, se concentró en gritarle para hacer que saliera del agua. “El miedo en ese momento te invade”, reveló la madre.

Schrenck asegura que estaba a 100 metros de la orilla, por lo que empleó todas sus fuerzas para poder salir del agua lo más rápido posible.

“En ese momento me entró un pánico terrible en el cuerpo y empecé a nadar como loco”, confesó el deportista. “Fueron los 100 metros en los que más me he dejado el alma nadando”, añadió.

(Lea también: ‘Deportistas paralímpicos se unen para ayudar a atletas necesitados’).

Nadador se topó con dos tiburonesEl nadador logró salir del agua ileso a pesar de llevar varias semanas sin entrenar debido a la cuarentena en España, la cual se levantó el pasado 2 de mayo

Finalmente, el nadador logró salir del agua ileso a pesar de llevar varias semanas sin entrenar debido a la cuarentena en España, la cual se ha ido levantando, poco a poco, desde el pasado 2 de mayo.

“No estoy en plena forma, ni mucho menos, y casi me muero llegando a la orilla”, bromeó Schrenck.

Una vez superado el peligro, el nadador se tumbó en la arena exhausto. Por suerte, la situación no pasó a tragedia y, seguramente, será una curiosa anécdota que el joven recordará toda la vida.

Según informó el Comité Paralímpico Español (CPE), Ariel Schrenck ganó en 2018 el Campeonato de España AXA de Promesas Paralímpicas de Natación para menores de 18 años, en el que participaron 140 niños con discapacidad.

Schrenck (clase S9 para nadadores con discapacidad física leve) rompió la hegemonía femenina de los últimos años y se proclamó como el mejor nadador promesa paralímpico.

(Lea también: ‘Un surfista sobrevive a puñetazos al ataque de un tiburón en Australia’).

Ariel es un nadador paralímpico y todo un ejemplo de superación. El proyecto @bswim2015 acerca la natación a personas con dificultades motrices. Comparte para dar voz a su historia. pic.twitter.com/h9D37zQo8d

— Fundación “la Caixa” (@FundlaCaixa) March 7, 2019

(Lea también: ‘Matan a un tiburón gris y a sus cinco crías en San Andrés’).

Tendencias EL TIEMPO